REPARA TU MATERIAL

Cuando esquiamos o surfeamos vale la pena llevar el material en buenas condiciones. Con las suelas enceradas y los cantos bien afilados nuestra técnica será más precisa y más segura. La cera, que será una u otra en función de la temperatura, te ayudará a deslizarte mejor y los cantos afilados harán que el esquí no se despegue de la nieve durante el viraje.

Así pues, hay que revisar el material con frecuencia y repararlo periódicamente.

  • Los esquís, tablas y fijaciones: Revisar cantos, encerados y repasar que la bota se ajuste bien a la fijación. También hay que comprobar que la dureza de la talonera y la puntera de las fijaciones de tus esquís ajusten a tu peso y nivel de esquí.
  • Las botas: Comprobar que las botas estén limpias, los botines bienes secos y, finalmente, observar que los cierres de las botas vayan bien.
  • Los bastones: Comprobar que la correa la tienes bien ajustada en la muñeca y, también, que el bastón se ajusta a tu altura. Para calcular el bastón ideal para tu altura hay que cogerlo por el puño, con los esquís puestos, y el codo del brazo te ha de formar un ángulo recto.

En el Taller de Masella (situado en el edificio de Alquiler de esquí) podrás contratar todos los servicios de reparación y si tienes abono de temporada se puede beneficiar de un descuento del 20% si presenta el vale.

 

 

Lloguer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *