MASELLA, FOTOGÉNICA PARA TODOS

Cinco consejos y cinco rincones para ayudaros a tener un buen recuerdo fotográfico de vuestro paso por Masella

La temporada de nieve 2020-21 hace su camino. De momento está siendo una temporada con bastantes diferencias respecto a las anteriores. Lo cierto es que la pandemia nos ha obligado a adaptarnos a una nueva situación y todos tenemos que ser más respetuosos, responsables y cívicos que antes. Y sobre todo a ser muy escrupulosos con los protocolos sanitarios.

Ahora bien, hay cosas que, con pandemia o sin, no cambiarán. Una de estas son las fotografías en la nieve. A muchos de nosotros, cuando vamos a esquiar, nos gusta capturar alguna imagen para tener un recuerdo de nuestro día en pistas. Nuestros teléfonos móviles equipados con cámaras de fotografiar y hay algunas que son una maravilla.

Esto ha ayudado mucho a la difusión de la fotografía casual mientras estamos esquiando, una cuestión que se refleja perfectamente en las redes sociales.

Masella es en ese sentido un buen escaparate fotográfico, o si lo preferís, un buen espacio para nuestros clics o vídeos caseros, sean realizados con móvil o con una cámara de acción tipo go-pro.

Desde Masella, conscientes de esta afición de muchos esquiadores, también hemos puesto nuestro granito de arena para que vuestras fotos encuentren rincones para obtener un buen recuerdo del paso por la estación.

También queremos daros unos pequeños consejos para ayudaros a obtener buenas capturas i que pueden ayudaros a obtener un buen recuerdo de vuestro día en Masella. ¿Vamos?

5 consejos sencillos pero prácticos

1 · De automático «nieve»

El sol y la nieve hacen que la luminosidad sea muy intensa y por ello tal vez tendremos que hacer algunos ajustes en nuestra cámara o teléfono móvil. Si no somos unos expertos en fotografía, no es necesario que nos compliquemos la vida y simplemente se trata de sustituir la opción «automática» por otra que, en la nieve, nos resultará más recomendable. Posiblemente nuestro terminal o cámara tiene la opción de ponerla en función «nieve» o «alta montaña». Nos evitará las imágenes con exceso de luz o «quemadas».

2 • Evitemos los contraluces

Por la misma razón que en el punto anterior, los contraluces en un entorno con tanta luminosidad corren el riesgo de dejar las caras oscurecidas o paisajes con reflejos. Es aconsejable hacer capturas con la cámara de espaldas al sol o en situación de paralelo. Si es necesario, nos moveremos un poco para evitar que salga nuestra sombra.

3 • Ropa y complementos de colores vivos

En un paisaje en el que predominan los colores blanco, por la nieve, y el verde oscuro, por el bosque que a menudo hay en las partes bajas de la montaña, si nos vestimos todo de blanco o de negro, nuestra silueta fotográfica quedará poco o nada resaltada. Si llevamos ropa de colores vivos, el resultado será una fotografía viva y alegre.

4 · Opción ráfaga para cuando estamos esquiando

Si tenemos que hacer muchas fotografías de un esquiador en movimiento y lo que buscamos es una captura de acción a nuestro hijo, amigo o pareja …, necesitaremos un enfoque rápido. En este caso lo conveniente es hacer uso de los clics de ráfaga, ya que de lo contrario será muy difícil que con una sola captura consigamos captar el mejor instante, aquel en el que todos buscamos un buen estilo, levantando la nieve polvo y donde toda la atención se centre en el esquiador silueteado. Hecha la ráfaga ya elegiremos el sofá de casa cuál es la captura más deportiva.

5 · Batería de apoyo o carcasa con batería

Y finalmente es muy recomendable llevar al menos una batería de repuesto para nuestra cámara. Si hacemos uso del móvil, entonces una batería de bolsillo o alternativamente una carcasa protectora con las mismas funciones. El frío es un gran enemigo de la energía acumulada y no será la primera vez que justo cuando vamos a hacer la fotografía del día, la más esperada, nos quedamos a 0 de batería.

5 rincones fotogénicos de Masella

Y ahora que ya tenemos claros algunos trucos para conseguir buenas capturas, llega la hora de explicaros 5 rincones en los que casi siempre conseguiremos un buen recuerdo.

1 • Letras de Masella

Una fotografía de recuerdo con garantías. En lo alto del telesilla TGV, en el sector de la Pleta, y a pocos metros delante de la zona de desembarque encontraremos unas letras de casi 1 metro de altura y hechas con metal con el anagrama de Masella. De fondo, si el día es óptimo, podremos elegir entre el bosque de La Pía o el macizo del Puigmal.

2 •  Cota alta de los remontes de la Tosa

¡Bienvenidos a la cota alta de Masella! A la llegada de los remontes de la Tosa, o alternativamente del telesilla Jumbo, podremos obtener una magnífica captura de 180º de buena parte de la Cerdanya y las montañas del entorno. En días claros podremos ver el Turbón, ya en Aragón y el pico del Orri en el Pallars, y ante nosotros la Tosa Plana de Lles, Puigpedrós, Carlit, Madres, Puigmal y la plana de Vic o las montañas de Montserrat.

3 • Entrada en la pista Coma Oriola

En la entrada a la pista Coma Oriola encontramos uno de los mejores «escenarios» fotográficos. Esta captura, sea de paisaje o de nosotros mismos o de los compañeros de esquiada, nos permitirá un fondo dominado por la sierra del Cadí. Nuestro consejo: tomad unos metros de distancia con la persona u objeto que deseemos tomar de referencia central y hagamos uso de zoom. ¡Resultados espectaculares!

4 • Entrada en la pista Les Fustes

Un caso casi idéntico al anterior, pero en este caso con una perspectiva de fondo más salvaje, con las imponentes rocas verticales del congosto de Coma Pregona. La mejor hora, en este caso, a partir de media mañana, para evitar la contraluz.



5 • Pinos que parecen gigantes

Y finalmente dos rincones que convierten ideales para captar lo mejor de los bosques de Masella. Las pistas Els Coms y Rovellons se convierten en dos decorados magníficos para los que buscan la combinación de paisaje con bosque muy alto y acción.

Pues bien, ya os hemos ayudado a identificar algunos de los mejores rincones de Masella para hacer buenos clics. Os invitamos a descubrir otros rincones también fotogénicos de la estación, como las pistas Isards, El Tub (esta solo para expertos) o la entrada alta de la pista Coma Pregona.

También da mucho juego fotográfico el esquí nocturno. Se pueden conseguir resultados espectaculares desde La Pleta, en concreto a la hora de la puesta de sol. Desgraciadamente este año este tipo de captura tendrá que esperar, ya que debido a la pandemia esta modalidad de esquí ha sido cancelada.

Y por último y para terminar, solo recordaros que en el momento de hacer una fotografía debemos hacerlo teniendo presente a los otros usuarios. Evitemos situarnos en medio de una pista o de un cambio de rasante y nos situaremos siempre en un lateral. En resumen, no molestemos a los demás usuarios.

Si algún día nos veis a nosotros haciendo fotografías a pistas, poneros bien «guapos / as» y marcad estilo. Después mirad si os veis en nuestras redes sociales o en la web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *