¿QUÉ MASCARILLA NECESITAMOS PARA ESQUIAR?

La temporada de nieve ha empezado. En estos primeros días de esquí en Masella hemos podido ver cómo los esquiadores hemos disfrutado de la nieve y el esquí, pero este año tenemos que incorporar algunos comportamientos y algunos complementos que son nuevos.

En pistas también encontraremos algunos cambios con respecto a las temporadas anteriores, consecuencia de las medidas anticovid que hemos adoptado. Por ejemplo: la reducción de aforos hace que la densidad de esquiadores en pistas o instalaciones sea bastante más baja, la compra de los forfaits se debe hacer en línea, hay señalización invitando a esquiar con máscara y encontraremos varios puntos de suministro de gel hidroalcohólico, especialmente en las terminales de entrada y salida de remontes o cerca de los sanitarios.

Nuevas pautas de comportamiento en pistas

Uno de los cambios importantes es que los esquiadores debemos asumir algunas pautas de comportamiento de necesario cumplimiento para garantizar una práctica del esquí segura en el ámbito sanitario. Entre estas, está la distancia física que tenemos que mantener con los otros esquiadores o snowboarders que no forman parte de nuestra «burbuja» habitual de convivencia y, muy importante, tenemos que incorporar un nuevo complemento a nuestro equipo de esquí: la mascarilla.

Lo cierto es que la mascarilla no debe suponer ningún problema para la mayoría de nosotros y es que quienes practicamos algún deporte de invierno ya estamos acostumbrados a cubrir prácticamente el 100% de nuestro cuerpo. Así, entre botas, pantalones, chaqueta, guantes, braga de montaña, máscara y casco, prácticamente ya no dejamos ninguna parte de nuestro cuerpo a la exposición directa del aire exterior. O sea, que siempre vamos bien tapados y no nos debería resultar extraño incorporar una máscara.

Sin embargo, ¿todas las mascarillas sirven? Pues no, no todas cumplen con los protocolos sanitarios y algunas no evitan suficientemente protegernos a nosotros mismos ni a los demás usuarios de la estación.

Así pues os damos 5 consejos para asegurarnos que con la mascarilla que vamos a usar podremos esquiar con seguridad y disfrutar de la nieve como en otras temporadas.

¿Cómo deben ser las mascarillas? Te damos cinco consejos.

1 – El más sencillo y fundamental: que la mascarilla que usemos para esquiar esté certificada con el marcado de la CE, lo que garantiza que esté autorizada por el Comité Europeo de Normalización. La braga o tubular tradicional tipo «BUFF» no protege, debe ser, en todo caso, un BUFF homologado.

2 – Tan importante como el punto anterior: comprar en establecimientos de máxima confianza o en farmacias nos evitará comprar una falsificación. Desgraciadamente algunas incluso incorporan logotipos oficiales para hacerse pasar por homologadas. Para evitarlo, sobre todo si hacemos la compra en línea, debemos asegurarnos que lo hacemos con una marca de prestigio o que nos merezca total seguridad (comprobar en la web si disponen de una dirección de contacto y teléfono de consulta, etc.). Como alternativa a las mascarillas también podemos utilizar las bragas de montaña, pero estos complementos deben estar homologados. Algunas marcas las tienen en catálogo.

3 – Nos la tenemos que poner bien. De nada nos servirá si una vez la hemos comprado, no nos la colocamos bien sobre la cara. Debe tapar completamente boca y nariz. Evitemos que nuestros colaboradores a pie de remonte nos tengan que avisar de un mal uso. Seamos cívicos y responsables.

4 – Consultar con el vendedor las condiciones de uso y por tanto, si son de un solo uso y por cuantas horas o si incorporan un filtro y son reutilizables. Por lo tanto, hay que saber cada cuando tenemos que cambiarlo. Por supuesto que no sirve cualquier filtro, estos deben estar certificados para prevenir la propagación de la Covid-19. En ese sentido, debemos asegurarnos de cuáles son las condiciones de limpieza que requiere la máscara adquirida, y en las instrucciones de uso debe quedar claro cómo hacer la higiene correctamente. Si es posible, es aconsejable llevar una máscara de recambio. No sea que se nos estropee mientras esquiamos y nos veamos obligados a terminar antes de tiempo nuestro día a pistas.

5 – Y por último, en Masella la obligatoriedad de la mascarilla es permanente desde el momento en que llegamos al aparcamiento y hasta el momento de finalizar nuestra jornada de esquí. Solo nos podemos retirar parcialmente en el momento de iniciar nuestro descenso por pista o en el momento de tomar algo.


Y una vez desglosados estos 5 consejos, y ahora que ya tenemos claro que tenemos que llevar mascarilla homologada, solo queda elegir cuál es la que más nos gusta, y es que en los últimos meses son varias las marcas deportivas, laborales o sanitarias que están ofreciendo al mercado un amplio surtido de opciones.

A partir de aquí, igual que vemos máscaras de todo tipo por calles, en el trabajo o en el supermercado, elegir la máscara que más nos gusta ya es cuestión de gustos. Y recordad que el uso de la mascarilla nos protege a todos.

Por opciones no nos vamos a quedar sin una buena máscara para disfrutar del esquí de acuerdo con nuestro estilo.

Consultar el resto de protocolos anticovid de la estación en: https://bit.ly/34KsjuA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *